La costumbre de unir a las playas y arqueología dentro de las actividades turísticas es una práctica muy común dentro de variados países de la cuenca del caribe. Y mucho más en el ámbito de las costas mexicanas, principales herederas de una tradición antropológica ancestral, principal contenedora de los vestigios de nuestro pasado más remoto y primitivo. Hoy por hoy, dichos vestigios continúan deleitando a millones de visitantes anuales, albergando sorpresas que aún esperan ser desenterradas.

Los siguientes destinos turísticos a ser descritos en el presente artículo, representan una clara alternativa a los tradicionales emplazamientos arqueológicos ya comúnmente visitados dentro del Casco Central de la Ciudad de México y el área de Chichen Itzá.  Pero que sin embargo, no dejan de ser menos importantes, dada su ubicación y la capacidad que poseen para combinar una exótica historia con un ambiente marítimo caribeño y tropical.

En resumen, destacamos las siguientes playas y arqueología en México:

  • Labradas de Sinaloa

Se trata de un yacimiento rupestre compuesto por un total de 700 piezas grabadas con petroglifos de temática diversa. Se estima que la fecha de elaboración de estos símbolos en piedra data de más de 5000 años en su totalidad. Gran parte del interés académico que despierta es su alto grado de preservación frente a la acción del oleaje. Se ubican frente al kilómetro 51 de la autopista de Culiacán.

  • Meco de Quintana Roo

La importancia histórica de este emplazamiento se encuentra en que en su época se trató de un punto importante para la ruta de navegación que los mayas poseían sobre la costa. Se ubica en el kilómetro 2.7 de la carretera Puerto Juárez-Punta Sam, justo frente a la zona continental de la Isla Mujeres. Los arqueólogos datan su aparición cerca de la época post clásica del año 1521 d.c.

  • Ciudad de Xelha

Ubicada junto al mar, esta pequeña ciudad es capaz de sorprender dada su grata altitud, lo que la convierte en un excelente punto de encuentro para disfrutar de propicias vistas del mar caribe, así como de la selva y los cenotes cercanos. El edificio de los pájaros, es uno de sus puntos más visitados, distinguido por sus exuberantes ejemplos de pintura mural.

  • Isla de Jaina

Fechada entre el año 300 y 1200 d.c para servir de asiento a una importante instalación de cementerios y necrópolis. En idioma local, su nombre se traduce como Casa del Agua. Se ubica próxima al poblado de Pomuch a unos 50 kilómetros de Francisco de Campeche y lo más distinguido del lugar son sus emplazamientos rocosos rodeados de amplias plazas y edificios funerarios.

  • Ciudad de Xcambo.

Uno de los destinos menos conocidos de la península de Yucatán, pero que sin embargo alberga estructuras no menos importantes que el entorno. A pesar de ello es posible identificar importantes puntos de interés, como lo son, el templo de la cruz, el de los sacrificios y la capilla de la virgen. Todas y cada una de ellas, caracterizadas por unas sorprendentes vistas del océano. Todo gracias a la excelente combinación de playas y arqueología que solo la república mexicana es capaz de brindar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario