Si vas de visita a la ciudad más bella de Brasil estos son los cinco hoteles que no puedes dejar de visitar:
JW Marriott: perteneciente a la famosa cadena internacional Marriot, este imponente complejo cuenta con diecisiete pisos y se encuentra en un lugar realmente privilegiado: sobre la mítica playa de Copacabana, lo que permite disfrutar una vista única de los dos lugares más famosos de Rio de Janeiro: el Cristo Redentor y el Pan de Azúcar; el imponente edificio dispone, además, de todas las comodidades modernas incluyendo piscina, salón de masajes, sauna, bar y, por supuesto, gimnasio, además de dos restaurantes de primer nivel: Terraneo y Carioca.
Sheraton Grand Rio Hotel & Resort: con sus quinientas treinta y ocho habitaciones, es uno de los hoteles más grandes de Brasil. Entre las comodidades que ofrece a los visitantes se cuentan dos piscinas, gimnasio, spa, canchas de golf y un increíble jacuzzi con vista a las inolvidables playas de Ipanema y Leblon. A nivel gastronómico su oferta es igualmente atractiva: “Bene”, dirigido por el chef Augusto Piras, se concentra en la cocina italiana; “L’Etoile”, de Jean Paul Bondoux, se especializa en cocina francesa y “Casa da Cachaca” permite degustar la mejor gastronomía brasileña.
Hilton Barra Rio de Janeiro: situado en Barra Da Tijuca, a pocos minutos del Parque Olímpico, este hotel resulta realmente imponente gracias a sus doscientas noventa y ocho habitaciones, sus dos inmensos salones para fiesta, sus cuatro salas ejecutivas y su inmensa piscina con vista al lago.
Blue Tree Premium Design Rio de Janeiro: su ubicación en el barrio de Tijuca, cerca del Parque Municipal Chico Mendes (sobre quien se hizo la famosa película protagonizada por Raúl Julia además de una canción en su homenaje escrita por el grupo mexicano Maná: “Cuando los ángeles lloran”), lo convierte en uno de los más escogidos por los turistas de todo el mundo. Dispone de doscientas setenta y ocho habitaciones y ofrece piscina, gimnasio y un modernísimo centro de negocios.
Belmond Copacabana Palace: posiblemente sea uno de los hoteles más antiguos de la ciudad ya que su apertura se remonta a 1923. Tradicionalmente es el elegido por las grandes estrellas del rock, el cine, el arte y la literatura que visitan la ciudad. Con el paso del tiempo se ha modernizado sin perder su esencia y hoy cuenta con piscina olímpica, spa y un excelente restaurante donde es posible disfrutar de los platos más famosos de la gastronomía mundial (además de todas las delicias típicas de la cocina brasileña).

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más informaciónn

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar