Es uno de los sitios más escogidos por los turistas a nivel mundial porque ofrece un escenario natural realmente único que combina volcanes, aguas termales y la posibilidad de conocer las extraordinarias construcciones levantadas por el pueblo maorí, quienes llegaron a estas costas mil años atrás y quedaron realmente enamorados de sus geiseres.
El complejo turístico más grande de la ciudad lleva el nombre de “Te Puia” y está situado en el valle termal de Whakarewarewa, el sitio donde, según cuenta la leyenda, vivieron los primeros maoríes, lo que constituye el punto de partida perfecto para conocer la rica tradición de esta zona.
Las actividades que pueden realizarse aquí son realmente múltiples incluyendo probar los platos tradicionales de la región, observar las ceremonias de canto y baile realizadas por los imponentes nativos, admirar las estatuas de madera que decoran el paisaje y, por supuesto, realizar el tradicional Haka, la danza guerrera que difundieron en todo el mundo los “All Blacks”, el feroz equipo de rugby de Nueva Zelanda.
Por supuesto, el gran atractivo de Te Puia es su campo de géiseres entre los cuales sobresale Pohutu, cuyo estallido genera una altísima columna de agua y vapor que suele alcanzar los cuarenta metros de altura.
El segundo lugar de visita obligado de Rotorua es “Wai-O-Tapu”, un parque que cuenta con puentes, miradores, caminos y senderos donde disfrutar un paisaje realmente único en el cual se mezclan inmensos bosques, aterradoras piscinas de barro ardiendo, azules nubes de azufre y, por supuesto, la zona de inmensos cráteres que suelen generar pánico en muchas personas.
Al igual que Te Puia, Wai-O-Tapu tiene un geiser famoso, en este caso llamado “Lady Knox”, que hace erupción, todos los días, a la misma hora: diez y cuarto de la mañana.
Las puertas infernales (o Hells’ Gates), es el último gran complejo de la ciudad y su principal característica es que los visitantes pueden realizar allí un completo tratamiento de belleza usando el barro especial que solo se encuentra en esta zona, ideal para curar problemas de artritis por el hierro que posee.
Los amantes del cine, por supuesto, nunca dejan pasar la oportunidad de visitar Hobbiton, el pueblo levantado por Peter Jackson a pocos kilómetros de Rotorua que recrea la mítica aldea de la Tierra Media donde vivían tranquilos y pacíficos, Frodo y sus amigos, hasta la llegada de Gandalf, el gris, mago que los involucraría en una saga que terminaría cambiándoles la vida en todos sus aspectos.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más informaciónn

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar