Jerusalén la capital de Israel es la ciudad más grande y poblada del país. También es una de las ciudades más antiguas del mundo (del V milenio a. C.). La palabra Jerusalén proviene del latín «hierosolima» y a su vez esta viene del hebreo «Ierushalaim» (Ciudad de la Paz). Ieru traduce ciudad y shalem es el tan conocido shalom (palabra de saludo y despedida que significa «paz» y «bienestar»).

Es catalogada como la ciudad Santa tanto para el cristianismo, como para el judaísmo y el islamismo.

Además de toda su connotación religiosa, si viajas a Jerusalén descubrirás sitios maravillosos e inolvidables. Conocerás impresionantes mezquitas, basílicas y sinagogas y otros sitios emblemáticos y tradicionales de la ciudad.

El Muro de las lamentaciones, la gran Mezquita de la Roca y su asombrosa cúpula dorada son algunos de ellos. Podrás seguir los pasos de Jesucristo por la Vía Dolorosa hasta la iglesia del Santo Sepulcro. También podrás ir más allá de las murallas y conocer el mercado Mahane Yehuda, el Museo de Israel o el Huerto de los Olivos.

Visitar Jerusalén, Ciudad Santa colmada de historia

Fue fundada hace más de tres mil años durante el reinado del rey David. Si bien es un lugar sagrado para las tres religiones monoteístas, también es punto de discordia entre ellas.

En este sentido podrás ver en toda la ciudad gran cantidad de símbolos sagrados de cualquiera de las tres religiones (judaísmo, cristianismo e islam). Muchas atracciones, infinidad de sitios históricos que te harán revivir y sentir la esencia y el misticismo de los templos religiosos.

Los sitios más emblemáticos que no puedes perderte al visitar Jerusalén

El Muro de las Lamentaciones

Punto sagrado para el credo judío. Esta pared es el único recuerdo que aún se conserva del templo de Jerusalén destruido por los romanos en el siglo I. Frente a estas milenarias piedras los judíos lamentan la pérdida de su lugar más sagrado y cubiertos con la kipá esconden deseos escritos en papel entre las rocas.

La Explanada de las Mezquitas

Ubicada al otro lado del muro, es uno de los lugares más importantes de la historia de Jerusalén. En este punto se levantó el Templo de Jerusalén (antes el de Salomón). Desde allí podrás ver mezquitas como la de Al-Aqsa o la Cúpula de la Roca. Este edificio guarda la piedra sobre la cual según dice la Biblia, Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo. Es uno de los lugares más sagrados del mundo.

La Vía Dolorosa

Es el camino que recorrió Jesús con la cruz. A lo largo de este sendero podrás encontrar 9 cruces que marcan las estaciones del viacrucis original que sufrió Jesús. Las demás estaciones se encuentran en la Basílica del Santo Sepulcro, en el monte Gólgota. En el interior del templo está el lugar donde fue crucificado Jesucristo, el sepulcro donde fue enterrado y posteriormente resucitó.

Visitar Jerusalén - Via Dolorosa

Visitar Jerusalén – Via Dolorosa

El Monte Sión

Bajo esta colina está la tumba del Rey David. Es también el lugar donde está el Cenáculo, lugar donde Jesús celebró la Última Cena junto con sus apóstoles.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más informaciónn

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar