Lisboa es la hermosa capital de Portugal, país fronterizo con España. Visitarla te trasladará a una ciudad legendaria colmada de historia a través de más de 20 siglos. Historia marcada por los musulmanes, visigodos, cristianos, romanos entre otros pueblos que se asentaron en esta capital entre costera y montañosa.
Está ubicada al norte del río Tajo, hacia su desembocadura, fue construida en siete colinas. Durante el recorrido por sus calles inclinadas, estrechas y pedregosas podrás disfrutar de tiendas, casas antiguas y acogedores cafés donde podrás compartir, conocer su gente y su cultura.
La capital resulta pequeña y acogedora, pero a su vez grande y espaciosa para acceder a los servicios y comodidades de una gran ciudad europea. Tiene una temperatura agradable durante todo el año, vida nocturna y actividades de tiempo libre y ocio. Cuenta con grandes centros comerciales, playas cercanas y monumentos que reflejan el legado histórico del país.
En medio de su modernismo y pujanza, Lisboa te trasmite un fuerte lazo con su pasado. Sus iglesias, palacios y castillos caracterizados por una arquitectura colmada de historia, la convierten en una ciudad con un rico e invaluable patrimonio cultural.

Las playas de Lisboa

Lisboa cuenta a poca distancia y hacia el oeste y sur de la ciudad con maravillosas playas para bañarse en el mar y que resultan maravillosas especialmente en época de verano. Estas son algunas de ellas; anímate a disfrutarlas.
Playa paralela a la línea del tren de Cascais: esta playa se encuentra hacia el oriente de Lisboa desde Santo Amaro de Oeiras hasta la ciudad de Cascais. Son playas pequeñas excepto la muy concurrida playa de Carcavelos, lo mejor es que son muy cercanas a Lisboa y te ofrecen mucha tranquilidad.
Las playas en Estoril y Cascais son más tranquilas y pequeñas, aunque están ubicadas más lejos de Lisboa. Si cruzas la zona urbana de Cascais hacia el oeste, puedes llegar a la enorme playa de Guincho en el marco de un paraje natural de hermosas vistas y poco urbanizado.
La Costa de Caparica es una de las zonas más apetecidas aunque se encuentra más lejos de Lisboa. Son un grupo de playas ubicadas al sur del río Tajo que se extienden unos 15 kilómetros. Te ofrecen agradables y diversos ambientes. La podrás disfrutar mejor si cuentas con coche propio.

Historia y leyenda

Baixa Pombalina: es una zona llana que florece entre colinas. Comienza en las Plazas del Rossio y Restauradores y está demarcada por calles rectas en forma de cuadrícula: unas peatonales fabricadas de típicos adoquines blancos y negros y otras para circulación de coches. Esta zona fue reconstruida luego del maremoto que la asoló en el siglo 18. Actualmente es un área comercial y de hostelería colmada de bancos, bares, tiendas, moda y hermosa arquitectura.
Alfama y el Castillo: en la parte más alta de la colina podrás visitar el Castillo de San Jorge, desde donde podrás ver hermosos paisajes de Lisboa. Luego entre el Castillo y el río podrás visitar el tradicional barrio de Alfama.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más informaciónn

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar