Los fiordos noruegos son realmente un espectáculo natural. En términos sencillos es un valle excavado por un glaciar que al ser invadidos por el mar, se cubren de agua salada. Usualmente son estrechos bordeados por empinadas montañas bajo el nivel del mar. Los fiordos son calificados como «la propia obra de arte de la naturaleza» y los fiordos noruegos no son la excepción.

Los fiordos noruegos se formaron por los glaciares de la era del hielo. Son un estrecho de agua salada marina que corre entre grandes montañas. Aproximadamente hay más de mil fiordos en Noruega, pero los más conocidos son el Nærøyfjord, el Sognefjord, el Lysefjord y el Geirangerfjord.

Los fiordos son brazos prolongados de los mares con apariencia de tranquilos lagos azules de agua salada. Frecuentemente se entrelazan y es posible que navegues de un fiordo a otro, lo que te hará sentir en otro planeta.

Los fiordos noruegos particularmente el Geirangerfjord y el Nærøyfjord, fueron reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 2005. Describe este bello paisaje natural como paredes de roca cristalina estrechas de 1400 metros desde el Mar de Noruega y 500 metros bajo el nivel del mar. Hermosas cascadas descienden por las paredes de los fiordos y algunos ríos cruzan libremente entre sus bosques de coníferas.

Los fiordos noruegos: principal símbolo de Noruega

Estas maravillas naturales son la atracción popular más visitada de Noruega. Los fiordos y los alrededores te trasladan a la antigua Noruega, época donde sus habitantes de la zona vivían de la agricultura, de los árboles frutales y de la deliciosa carne de cordero en un entorno empinado y rocoso.

Explorar y recorrer las zonas del fiordo es sencillo de hacer incluso con visitas guiadas. Durante el recorrido hay pequeñas poblaciones y varios senderos para dar un paseo por el glaciar o hacer una excursión por las montañas.

Qué puedes hacer en los fiordos

  • Además de disfrutar el hermoso paisaje, sus vistas y tomar espectaculares fotografías, puedes hacer otras actividades ya sea porque quieres tranquilidad y paz o porque quieres sentir adrenalina.
  • Para empezar puedes hacer senderismo por rutas sencillas y paseos por aldeas y pequeños pueblos. También puedes hacer parte de una excursión guiada a miradores, montañas y cascadas de los fiordos.
  • Si quieres recorridos más exigentes puedes hacer caminatas hacia lo alto de las montañas. Pero si prefieres explorar los fiordos desde el agua, puedes ir en kayak, SUP (remo de pie) o practicar rafting. También hay tours guiados para practicar la pesca en mar en los fiordos, lagos y ríos.
  • También puedes practicar el esquí de verano una de las actividades más populares que puedes combinar nadando en el fiordo el mismo día.
  • Ahora si te gusta la historia puedes visitar museos de arte y folklore, restos de antiguas edificaciones, museos al aire libre y vestigios vikingos. Por ejemplo, puedes visitar el muelle de Bryggen en Bergen y la iglesia medieval de madera de Urnes.
  • En la zona también encontrarás varios parques nacionales señalizados, cabañas de ocupación libre y refugios acondicionados.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más informaciónn

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar